Asambleístas de Nueva York están a favor de destituir a Andrew Cuomo

0
158

La mayoría de los miembros de la Asamblea de Nueva York está a favor de dar inicio a un proceso de destitución contra el gobernador Andrew Cuomo si no renuncia al cargo por los hallazgos de una investigación acerca de que ha acosado sexualmente a por lo menos 11 mujeres, de acuerdo con un conteo realizado el miércoles por la agencia AP.

Por lo menos 82 de los 150 miembros de la Asamblea han manifestado públicamente o comentado a AP que están de acuerdo con iniciar el proceso para destituir al gobernador demócrata, quien se encuentra en su tercer periodo, si no renuncia al cargo. Se necesita una mayoría simple de asambleístas para autorizar un juicio político.

Cuomo ha negado que haya hecho alguna insinuación sexual inapropiada y ha insistido en que los hallazgos no reflejan los hechos. Pero a medida que crecía la presión política, también lo hacía la posibilidad de que se presentaran cargos penales contra Cuomo, que el año pasado llamó la atención a nivel nacional como la voz de la lucha contra el coronavirus en uno de los primeros epicentros de la enfermedad en Estados Unidos, sólo para ver su futuro político en peligro un año después.

Los fiscales de distrito de Manhattan, de los condados de Westchester y de Nassau, así como de la capital Albany, dijeron que pidieron los materiales de investigación de la pesquisa, efectuada bajo la supervisión de la fiscal general de Nueva York, Letitia James.

La pesquisa de James encontró que Cuomo había violado las leyes civiles contra el acoso sexual. Sin llegar a ninguna conclusión sobre si debe ser acusado penalmente, los investigadores dejaron abierta la posibilidad de que los fiscales locales formularan cargos.

Después de que James publicara su informe el martes, diversos demócratas, desde la Cámara de Representantes hasta la Casa Blanca, pidieron la dimisión de Cuomo, y el presidente Joe Biden dijo que el gobernador debería renunciar. Pero Cuomo no dio muestras de hacerles caso, diciendo que algunos de los episodios descritos en el informe nunca ocurrieron, que otros fueron malinterpretados o mal descritos y que todo el ejercicio estaba contaminado.

“La política y la parcialidad se entremezclan en todos los aspectos de esta situación”, declaró en una respuesta grabada en video.

Insistió en que “los hechos son muy diferentes de lo que se ha retratado”. “Quiero que sepan directamente de mí que nunca toqué a nadie de manera inapropiada ni hice insinuaciones sexuales inapropiadas”, manifestó el gobernador. “Tengo 63 años. He vivido toda mi vida adulta a la vista del público. Eso no es lo que soy. Y ese no es quien he sido”, afirmó.

La normativa del estado de Nueva York dice que el acoso sexual incluye conductas no deseadas de naturaleza sexual -desde el coqueteo no deseado hasta las bromas sexuales- que crean un ambiente de trabajo ofensivo, independientemente de la intención del autor.

Con información de AP