Condena EEUU la represión del régimen cubano

0
143

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, aseguró que el comunismo es una “ideología fallida”, y que en el caso cubano, este sistema ha sido el responsable de fallarle a sus habitantes, quienes han salido a las calles desde el pasado domingo para protestar contra el régimen liderado por el presidente Miguel Díaz-Canel.

Psaki aprovechó para reiterar que Estados Unidos está “revisando” su política sobre Cuba con el objetivo de crear un “impacto en el bienestar” del pueblo de la isla, en medio de una profunda crisis de escasez de alimentos, altos precios y aumento de contagios derivados de la pandemia de covid-19.

La administración de Joe Biden se había referido a la coyuntura cubana de manera más mesurada durante los primeros días, aunque la presión del gobernador republicano de la Florida, Ron DeSantis, y de algunos demócratas estatales que pidieron una reacción más contundente, parece haber generado efectos en su estrategia de comunicación.

“El comunismo es una ideología fallida, y ciertamente creemos que le ha fallado al pueblo de Cuba”, fueron las palabras de la secretaria de prensa, como recoge el Daily Mail. De hecho, al principio, Psaki se había negado a condenar al régimen comunista, en medio de la represión estatal contra los manifestaciones.

Acerca del papel que ha jugado Biden en el marco del estallido social en la isla, Psaki agregó que el mandatario estadounidense “ha dejado en claro que apoya al pueblo cubano y su llamado a liberarse tanto de la pandemia como de décadas de represión y sufrimiento económico al que ha sido sometido por el régimen autoritario de Cuba”.

La crisis en Cuba se ha agudizado por cuenta de la escasez de alimentos y medicinas, sumado a los cortes diarios de electricidad, y el repunte en los contagios de coronavirus en la isla.

De acuerdo con Amnistía Internacional (AI), durante las protestas hubo represión de las autoridades cubanas, pues se registraron detenciones, disparos y ataques contra la prensa. En el marco de las manifestaciones hubo denuncias contra un centenar de personas, incluidos periodistas independientes y activistas de la oposición que han sido detenidos.

A pesar de las manifestaciones sociales, el presidente Miguel Díaz-Canel ha asegurado que detrás de la coyuntura hay un plan orquestado desde los Estados Unidos.

“Hay un grupo de gente contrarrevolucionaria, mercenaria, pagada por el gobierno de los Estados Unidos, pagada indirectamente a través de agencias del gobierno de Estados Unidos para armar este tipo de manifestaciones”, afirmó el mandatario cubano.

El acceso a internet móvil también ha sido rápidamente interrumpido por el régimen cubano para que no se convierta en una herramienta expansiva de las protestas. El grupo de monitoreo de internet Netblocks reportó interrupciones en Cuba en las principales redes sociales como WhatsApp y Facebook.

El gobierno de Estados Unidos advirtió recientemente a las autoridades cubanas sobre el uso de la violencia contra manifestantes pacíficos. “Estados Unidos apoya la libertad de expresión y reunión en Cuba y condenaría fuertemente cualquier uso de la violencia contra manifestantes pacíficos que están ejerciendo sus derechos universales”, señaló el pasado lunes en Twitter el asesor de Seguridad Nacional del gobierno estadounidense, Jake Sullivan.

Desde Norteamérica también instaron a ponerles fin a las restricciones de internet e insistieron en el pedido de liberación de los manifestantes detenidos en el marco de las protestas contra el régimen.

“Hacemos un llamado a los líderes de Cuba para que demuestren moderación (y) respeto por la voz del pueblo, abriendo todos los medios de comunicación, tanto digitales como no digitales”, aseguró durante una rueda de prensa el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Vía Revista Semana