El frío y la falta de agua colapsan los hospitales de Texas

0
192

El clima no da tregua en Texas. El frío sin precedentes ha cortado el suministro de agua y energía de la red a los hospitales en una amplia franja del estado norteamericano. A pesar de que gran parte de los hogares empezaron ayer a recuperar sus servicios de luz y agua, un porcentaje no desdeñable de casas y centros hospitalarios seguián padeciendo el apagón. Más aún, las autoridades recomendaron a más de la mitad de los habitantes de Texas hervir el agua para garantizar que fuera potable, ante los problemas surgidos con el suministro hidráulico.

«Estamos abrumados, mucho más de lo que hemos estado con los enfermos de Covid», apunta Natasha Kathuria, una doctora que ejerce en Austin y que ha estado en primera línea sanitaria desde el inicio de la pandemia. Kathuria, que trabaja en los servicios de emergencias, declara que el temporal ha provocado un fallo del sistema que «nos ha sacudido por completo en nuestras salas de emergencias y en nuestros propios hogares».

Falta de agua en hospitales
Los médicos de Austin, Houston y el área de Dallas emitieron ayer un comunicado en el que argumentaban que la falta de agua en los hospitales estaba siendo su mayor problema, pues estaba generando diversas dificultades como que no funcionen las máquinas de diálisis, así como la imposibilidad de esterilizar la instrumentación o algo tan básico como el lavado de manos antes de tratar con el paciente.

El Dr. Neil Gandhi, director médico regional de los departamentos de emergencias de los siete hospitales de Houston Methodist, apuntó ayer que las instalaciones estaban al 90% de su capacidad operativa.

«Además de la pandemia, esta catástrofe meteorológica ha generado un doble trauma tanto para nuestros pacientes como para las empresas de suminstro», sentenció Gandhi.

A los problemas con el suministro se añade que las ambulancias han tenido estos días dificultades para llegar a las personas en las carreteras -algunas llegaron a esperar inlcuso 9 horas- que no estaban despejadas porque las ciudades de Texas tienen pocas quitanieves y no están dotadas de suficientes reservas de sal tienen suficiente sal a la mano.

El pronóstico para la semana que viene presenta una subida generalizada de las temperaturas en el estado, pero los expertos advierten de que los daños en las tuberías podrían causar problemas con el suministro de agua durante varios días más.