Más de 100 muertos tras inundaciones y fuertes lluvias en Alemania

0
194

Las fuertes lluvias e inundaciones están causando estragos en Europa central, con más de 100 muertos en Alemania y decenas de personas desaparecidas debido al colapso de casas y la destrucción de carreteras y puentes. Las escenas subrayan los peligros de un clima más extremo provocado por el cambio climático, incluso para algunas de las economías más avanzadas del mundo.

La devastación golpeó la misma semana en que los líderes de la Unión Europea propusieron el paquete de medidas climáticas más ambicioso jamás intentado por una economía importante. Si bien Alemania fue la más afectada, las fuertes lluvias del miércoles por la noche y hasta el jueves también inundaron partes de Luxemburgo, los Países Bajos y Bélgica.

“La ciencia nos dice que con el cambio climático vemos cada vez más fenómenos meteorológicos extremos que duran más”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una conferencia de prensa en Dublín el viernes. “Es la intensidad y la duración de estos eventos donde la ciencia nos dice que esto es una clara indicación del cambio climático y que esto es algo en lo que realmente, realmente muestra la urgencia de actuar”.

Se necesita tiempo para realizar el análisis para determinar cómo se relaciona exactamente un evento meteorológico específico con el cambio climático. Pero los científicos han demostrado que a medida que disminuye el contraste de temperatura entre el ecuador y los polos, debido al calentamiento en el Ártico, la corriente en chorro se debilita, lo que hace que se doble e inmovilice grandes sistemas de alta y baja presión sobre América del Norte, Europa y Asia. Bajo estos máximos, las temperaturas a menudo se disparan, mientras que las lluvias persistentes caen donde los mínimos están arraigados. Además, a medida que la Tierra se calienta, la atmósfera puede contener más agua, lo que significa que cualquier tormenta puede volverse más intensa.

La cantidad de lluvia que generalmente cae en el espacio de dos meses cayó en solo doce horas en algunas partes del este de Alemania y el noroeste de Francia, dijo Frederic Nathan, pronosticador de Meteo-France. “El calentamiento global tiende a traer precipitaciones más extremas”, dijo. “Hemos visto cinco o seis rachas de frío desde principios de junio, lo cual es algo bastante raro para esta época del año que ciertamente no hemos visto en los últimos tiempos”.

En Bélgica, las aguas todavía están subiendo río abajo en el río Mosa que fluye hacia los Países Bajos. La provincia sureña de Limburgo fue la más afectada en los Países Bajos, ya que miles de personas que vivían allí se vieron obligadas a dejar sus hogares y negocios cerrados.

Liset Meddens, directora de la organización sin fines de lucro Fossielvrij NL que creció en Limburgo, dijo que la gente debe estar preparada para más desastres naturales a medida que el planeta se calienta. “El agua, el calor, el fuego, la sequía, nos va a afectar a todos y a los que se encuentran en las posiciones más vulnerables”, dijo. “Los gobiernos y las instituciones financieras deben dejar de financiar la industria de los combustibles fósiles”.

Algunas regiones del oeste de Alemania batieron récords diarios de precipitación que se remontan a siete décadas. La estación meteorológica de Kall-Sistig en Renania del Norte-Westfalia registró 144.8 milímetros de lluvia durante un período de 24 horas, rompiendo el récord anterior de 82.7 milímetros establecido en 1947. “Puedes imaginar que este tipo de cosas sucedan en Asia, pero no aquí“, Dijo Edgar Gillessen a la BBC, ya que su aldea de Schuld sufrió graves daños.

Las inundaciones son las últimas de una serie de eventos climáticos extremos este verano, que ya ha visto olas de calor récord desde el noroeste del Pacífico de los Estados Unidos hasta Escandinavia e incendios forestales en Siberia.

Vía El Financiero