Necesaria la participación de municipios para desacelerar pandemia por COVID-19

0
89

Con la finalidad de hacer un frente común para desacelerar la curva de contagios por COVID-19 a nivel comunitario, los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) sostuvieron una reunión virtual con más de 100 autoridades municipales del estado y representantes de los comités de salud en los Ayuntamientos, para que en el ámbito de sus competencias, se coordinen acciones para prevenir, promover y reforzar las medidas sanitarias y con ello, mitigar la actual pandemia.

En el marco de la Vigésima Quinta Reunión Extraordinaria del Comité Estatal de Seguridad en Salud en Oaxaca (CESS), coordinada por los SSO, en la que participaron, la Secretaría General de Gobierno (SEGEGO), instancias del gobierno estatal e integrantes de los cabildos municipales de Valles Centrales, Mixteca, Istmo de Tehuantepec y Costa, la autoridad sanitaria precisó que es fundamental actuar con firmeza para el cumplimiento de las medidas preventivas.

Manifestó que lo anterior implica no solo el uso del cubrebocas, lavado frecuente de manos con agua y jabón o gel antibacterial con alcohol al 70%, sino también, conlleva a respetar los aforos permitidos, tal como lo establece, la semaforización color naranja en la que se encuentra actualmente la entidad.

La institución puntualizó, que de continuar este aumento acelerado en casos activos en territorio estatal, la capacidad de atención médica en la red hospitalaria será completamente rebasada, al no haber suficientes camas para la atención de pacientes con el virus SARS-CoV-2 y también, para aquellos, con otros padecimientos o emergencias; de ahí la importancia de la prevención, como la única vía, para evitar complicaciones en la salud.

En este sentido, recalcó que las y los munícipes pueden establecer acciones más restrictivas  basados en los reportes de incremento de contagios, cuyos datos son emitidos diariamente por los SSO y también pueden consultarse en la página web: https://coronavirus.oaxaca.gob.mx/, no obstante, lo que no deben hacer, es disminuir las acciones en esta materia, ya que la situación que enfrenta la entidad en esta tercera ola, se debe en gran parte, a que la población rompió las medidas sanitarias.

De acuerdo al análisis que realiza el Gobierno de México, Oaxaca permanecerá hasta el 22 de agosto en semáforo de riesgo epidemiológico color naranja y desde el seno del CESS se determinaron los siguientes aforos que deben cumplir a cabalidad los municipios para evitar brotes en sus comunidades: ocupación en hoteles 20%, centros comerciales, centros religiosos, cines, teatros, museos y eventos culturales al 25%, restaurantes y cafeterías 40%.

Asimismo, en peluquerías, estéticas, parques, plazas, espacios públicos abiertos, gimnasios, albercas, centros deportivos, SPA, centros de masaje, mercados y supermercados al 50%, en todos los lugares es obligatorio el uso del cubrebocas.

En el caso de los centros nocturnos, bares, salones de eventos y actividades masivos, como los bailes, fiestas, ferias, actividades religiosas y eventos deportivos las actividades quedan suspendidas, mientras que las reuniones familiares solo manteniendo la sana distancia y de preferencia, en lugares ventilados.

Ante este panorama, la dependencia hizo hincapié que mientras dure la declaratoria de la epidemia por COVID-19 con incidencia de alto riesgo y la entidad se encuentre en semáforo amarillo, naranja o rojo, cualquier reunión masiva que atente contra el derecho más amplio de las personas consagrado en la Constitución Federal y Local, como lo es, el de salvaguardar y proteger la salud de los habitantes queda prohibido, por lo que, es responsabilidad de los Ayuntamientos Municipales aplicar dichas disposiciones en sus zonas de adscripción.

Para cualquier emergencia sanitaria, las autoridades pueden marcar al 911, también deben coordinarse con las seis Jurisdicciones Sanitarias para atender y dar seguimiento a cualquier situación relacionada con el bienestar de las familias en esta materia.