Pide EU a personas vacunadas contra Covid-19 que vuelvan a usar cubrebocas

0
174

AFP.- Las personas vacunadas contra el Covid-19 en zonas de alto riesgo en Estados Unidos deben volver a usar cubrebocas, dijo el martes la máxima autoridad de salud, un cambio importante que subraya la lucha del país para suprimir la variante Delta.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dijo que este anuncio muestra que el país debe “mejorar” sus tasas de vacunación y añadió que tiene “considera” ordenar la inmunización obligatoria a los dos millones de empleados federales del país.

Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), dijo en una conferencia de prensa telefónica que los nuevos datos muestran que, si bien las vacunas son efectivas contra la variante Delta, en los inusuales casos en que hay contagio entre personas inmunizadas se registra un mayor riesgo de transmisión.

Por esto, “en áreas donde hay transmisión sustancial y alta, los CDC recomiendan que las personas completamente vacunadas usen máscaras en lugares públicos cerrados”, dijo.

Según los datos más recientes de los CDC, gran parte del sur de Estados Unidos experimenta una transmisión alta, mientras que zonas con altas tasas de vacunación del noreste del país exhiben una transmisión comunitaria moderada.

Se considera transmisión sustancial a entre 50 y 100 casos diarios por cada 100,000 habitantes durante un promedio de siete días, mientras que la transmisión alta implica más de 100 casos cada 100,000 personas sobre el mismo promedio.

En un comunicado divulgado poco después del anuncio de los CDC, Biden dijo que anunciará el jueves los nuevos pasos que dará su gobierno para superar el estancamiento del proceso de vacunación en Estados Unidos, a pesar de que es el país con el mayor suministro del mundo.

En un discurso separado ante la comunidad de la Inteligencia estadounidense, cuando se le preguntó si ordenaría la vacunación obligatoria de los empleados federales, Biden respondió: “eso está en consideración en este momento”.

El lunes, el Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) anunció que sus más de 115.000 trabajadores de la Salud tendrán que vacunarse contra el covid-19, convirtiéndose en la primera agencia federal en dar una orden semejante.

Vacunarse es la solución
Walensky explicó que la medida es necesaria debido al aumento de los contagios causados por la variante Delta en todo el país, sobre todo en los estados donde la tasa de vacunación permanece baja.

Aunque las vacunas son eficaces contra la variante Delta, los nuevos datos “indican que, en raras ocasiones, algunas personas vacunadas … pueden ser contagiosas”, agregó.

“Estos nuevos datos científicos son preocupantes y, lamentablemente, justifican una actualización de nuestra recomendación”, dijo.

Para detener la propagación de la variante Delta, los CDC recomendarán que las escuelas adopten la mascarilla universal, incluidos maestros, personal, estudiantes y visitantes, independientemente del estado de vacunación, agregó Walensky.

Las infecciones están aumentando en Estados Unidos gracias a la variante Delta, que ahora responde al 90% de los casos.

El último promedio de siete días de casos diarios es de más de 56,000, similar a los niveles vistos por última vez en abril.

Además, sólo el 49% de la población estadounidense está completamente vacunada, aunque la tasa está muy sesgada entre las regiones liberales y conservadoras del país.

Eric Cioe-Pena, director de Salud Global de Northwell Health en Nueva York, dijo a la AFP que la medida de los CDC “es una solución a un problema que existe porque tenemos altos niveles de personas que no lo están vacunadas”.

“El principal predictor de cuánto aumentará el covid en un área es su tasa de vacunación”, agregó, por lo cual las áreas con mayor población inmunizada quedarán exentas de la nueva recomendación de usar tapabocas.

Según un artículo publicado recientemente en la revista Virological, la carga viral de los pacientes con la variante Delta de Covid-19 era 1,000 veces mayor que la de los contagiados durante la primera ola del virus en 2020.

El mes pasado, Israel reimpuso la obligación de llevar cubrebocas apenas 10 días después de haberla retirado. Algunas autoridades locales estadounidenses, como el condado de Los Ángeles han tomado ya medidas similares.